“Gentrificación es tu nombre mujer”

julio 11, 2011 § Deja un comentario

Curiosamente grupo_numax anda (ahora más que nunca) entre Nueva York y Madrid. Aquel, modelo hegemónico de la gentrificación, este,  aprendiz a pasos forzados de lo que debe ser una ciudad marca. Desde LEFT Hand Rotation llevan un tiempo pensando en eso de lo urbano, de maneras trasversales y tan grandes como las del video de arriba. Ahora inauguran la plataforma de colaboración que surge desde el proyecto Gentrificación no es nombre de señora en el que tenemos el honor de aportar algo. El proyecto se extiende de momento por Barcelona, Gijón, León y Madrid. Pronto tendremos más noticias de él, del que de momento embedeamos unos audios-entrevistas a los desplazados de los que habla todo esto.

Gentrificación es un proceso de transformación urbana en el que la población original de un sector o barrio deteriorado y con pauperismo es progresivamente desplazada por otra de un mayor nivel adquisitivo, como consecuencia de programas de recalificación de espacios urbanos estratégicos.

Anuncios

La revancha de los novatos

abril 5, 2011 § 1 comentario

Se cuenta que antes de que a Felipe II se le ocurriera aquello de la Armada Invencible una ardilla podía cruzar la Península Ibérica de una punta a la otra sin bajarse de los árboles. Fue en aquellos gloriosos días cuando se instauró la capital de la Corte en Madrid, con esa operatividad que nos caracteriza a los españoles, fundando una de las primeras ciudades europeas de la Edad Moderna sin un río lo suficientemente caudaloso como para alimentarla por barco, encareciendo y ralentizando el comercio de la capital. Me gusta pensar que eso y la subida de impuestos sobre el suelo, que comenzó como castigo a la picaresca de los ciudadanos que burlaban las leyes de expropiación del segundo piso de sus casas para los habitanes de la Corte, son algunas de las razones de que hoy Madrid sea lo que es.

Mi historia favorita de delirio monárquico es la de aquel canal que quería construirse del Mar Cantábrico hasta Madrid… si es que son la monda esta gente. El derroche, la inoperatividad, el robo del suelo al común y los usos estrafalarios de las canalizaciones de agua, son aún hoy una seña de identidad de los gobernantes que habitan Madrid. Si antes de la Armada invencible una ardilla podía cruzar España de punta a punta sin bajarse de los árboles, hoy después de Alberto Ruiz Gallardón y Cia, un skater puede cruzar Madrid de una punta a otra sin bajarse de su tabla.

En el grupo_numax, aventuramos algunas razones conspirativas para explicar las relaciones entre la deforestación y el patinaje, algo que, como verán, no es tan descerebrado. Hemos encontrado las razones gracias a un video firmado por Ivan Parlorio llamado CASTIZO, lo que según Kultura urbana es una iniciativa cultural, o lo que es lo mismo, una maniobra de propaganda.

(El video original llamado CASTIZO fue descargado en su día y vuelto a subir a nuestro vimeo como documentación del desparacido)

Fue una amiga de Fast Gallery quien me habló por primera vez del Loby Skater y fue al ver el principio de este video cuando pensamos en la relación evidente con las ardillas y la corte. Todo hace pensar que es este mismo Loby el que posee la marca DC que patrocina el video. Y es evidente que el Loby Skater ha presionado al ayuntamiento para allanar las plazas, hormigonar la tierra, cortar los arboles y convertir esta ciudad en una preciosa pista de patinaje.
¿Que otra razón lógica puede haber para destruir así una ciudad?

No nos malinterpreten, no tenemos nada en contra de los patinadores, ese grado de la adolescencia perpetua donde todos hemos querido vivir alguna vez. Tampoco se engañen, algunos de nosotros visitamos el Palentino, creemos que existe la cultura de club, usamos medios de transporte divertidos, usamos gafas y merodeamos de vez en cuando por esos barrios de los que aquís se habla.
Pero esto, esto es vergonzoso. El señor del Palentino, que no tiene que ver con esta pulla, se convierte en contextualizador histórico, de ese “ahora estamos mejor” y “no nos podemos quejar”. Esta historia muy común al hablar del final de los 80 y la heroína, coincide con la historia de Chueca, un barrio gentrificado de una manera algo más independiente.
Lo de Triball no tiene nombre y no merece nuestro respeto. Triball es ese monstruoso proceso de gentrificación que ha decidido saltarse unos cuantos pasos en el modelo de crecimiento de Sohos anglos, para plantar las tiendas de ropa y diseño en los puticlubs aún olorosos de los alrededores de la Calle Ballesta. Esa zona que durante un año antes de la invasión del ayuntamiento se describía en la prensa como “el triángulo del Bronx” de Madrid, en un alarde de sutileza periodística recurriendo al referente neoyorkino, para recordar que donde hubo drogas y boombox, hoy debe haber hipsters.

Madrid no es ya una ciudad como cualquier otra, ese espacio urbano posmoderno (pienso en Jameson) donde todo es igual que cualquier otro lugar del mundo. Ahora lo importante es hacer imagen de marca, una ciudad donde puedes “tomarte unas cañas y sentirte de aquí de toda la vida”, donde la ciudadanía y lo social hayan desaparecido y solo quede la costra (que no la pátina) de esa castizidad. Yaiza Hernández lo explicó muy bien en Piensa Madrid 3. Y para rematar, en una ciudad donde triunfa el buen-rollo y se prohíbe fumar, gritar, escupir… que mal llevamos la europeización liberal esta.

Frases como “me inspira un montón” “estar en contacto con gente que crea” “yonkis, gente chunga y tal” (¿te has visto?, puntero ¡pelagatos!) o “señoras de toda la vida” son el tipo de proclamas  necesarias para entrar a formar parte del Loby que pretende convertir una ciudad en una pista de patinaje. Lo importante es sentirse de la ciudad sin tener que vivirla, que cualquiera la pueda pasear.
Esta generación Windsor (el que escribe vió quemarse ese edificio en vivo, alguno recordará esa noche), la generación amiga de la deforestación y el hormigón son hipster, sí, son atolondrados y frívolos… pero sobre todo, llamémosles por su nombre, son amigos de la derecha liberal, son cómplices de este robo.

Madrid tiene sus cosas, es uno de los mejores sitios en los que emborracharse cualquier día a cualquier hora sin que nadie levante una ceja, es un sitio donde cada vez llegan más norteamericanos de turismo, donde las triadas chinas campan a sus anchas con los BMW más caros del mercado, donde uno no se puede sentar en un banco en kilómetros, donde el espacio público desparece bajo las terrazas de verano y los puestos de navidad.
Sería estupendo pensar que la destrucción de esta ciudad viene de la mano de unos simpáticos e inconscientes patinadores, cuando no es más que otro paso en la desparición del espacio común, un espacio en el que estar sin consumir. Al final parece que sólo podemos habitar esta ciudad como vehiculos y el único consuelo es que este vehículo, al menos, no tenga un motor que también consuma.

abril 4, 2011 § Deja un comentario

Diario de trabajo: ¿La guerra ha terminado? Arte para un mundo dividido (1945-1968)

marzo 29, 2011 § Deja un comentario

2.- Contacto establecido 

La resistencia retórica (Fragmentos complementarios a Miércoles Cultural)

diciembre 20, 2010 § Deja un comentario

Con tantas imágenes en la cabeza, de la que la anterior anotación sólo recoge unas cuantas, y no pudiendo ver el directo de Rancière y Pedro Costa, habrá que esperar al vídeo, nos dirigimos a la exposición ATLAS ¿Cómo llevar el mundo a cuestas? en busca de Aby Warburg. La muestra contaba además con el aliciente de ser comisariada por Didi-Huberman, sobre el papel no se me ocurre nadie más preparado para llevar a cabo un relato expositivo a partir del Atlas Mnemosyne. Además había leído un posteo de un amigo nada complaciente con estas cosas que me había puesto los dientes largos. Y, a pesar de estos buenos precedentes, había pospuesto la visita por este dispositivo debido a la mala espina que me daba la forma tan cutre en la que habían puesto las imágenes del Atlas warburguiano.

Sin duda, el prólogo sobre la idea de Atlas fue lo que me pareció más coherente, en el resto de nuestro paseo crítico tenía la impresión de estar en una muestra configurada más por la dirección del museo que por el propio Didi-Huberman. Y no se trata de que no disfrute con selección de trabajos artísticos que confeccionan la exposición, más bien sucede lo contrario, pero es que de ahí nace también el problema conceptual de la misma. En toda ella se trabaja dentro de la institución arte (utilizando el término tal como lo planteó Burguer y que seguimos encontrando muy útil) desde la selección de artistas. Lo que restringe toda la potencialidad que tenía el material que utilizaba Aby Warburg para su Atlas. La propuesta de Warburg, que expande el territorio de la imagen y el posible interés que pueda tener la misma fuera de los límites de lo que tradicionalmente se había entendido como objeto de estudio predilecto para la historia de arte, queda planteada justamente en un sentido contrario. Y llama la atención que una exposición del siglo XXI que pretende reinterpretar lo que Warburg hizo en el primer tercio del siglo XX sea desde este punto de vista mucho más conservadora que la propuesta original.

Pero no estaba todo perdido. Plantas más arriba nos topamos de nuevo (cuántas veces la habremos visitado y todavía no nos cansamos) con la exposición dedicada a Hans Peter Feldmann. Y ahí, sin pretender ilustrar a Warburg y sin el Atlas Mnemsoyne como cebo, nos encontramos con una muestra que por momentos es mucho más coherente que la anterior con el trabajo warburguiano.

Continuará…

 

La resistencia retórica (Fragmentos complementarios a Miércoles Cultural)

diciembre 18, 2010 § Deja un comentario

En la edición digital de La Razón se publica una “foto de familia” más amplia bajo el título “El Reina Sofía se confiesa”. Por lo que se puede leer en el artículo esta confesión debe de hacer referencia al número de coches oficiales, políticos y gestores culturales de altos vuelos que congregó el evento y que destaca esta crónica social en la que el análisis de la nueva propuesta expositiva es meramente anecdótica. En esta imagen podemos ver que en el extremo izquierdo de la foto asoma la figura incompleta del actual director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Manuel Borja Villel, que parece estar estar atento a lo que está comentando José Lladó.


El control de la comunicación es uno de los ejes sobre los que pivota hoy en día el ejercicio del poder y en esto la imagen, aunque desbordada por el audiovisual y siempre manipulable por herramientas como Photoshop, juega un papel fundamental. Las imágenes transcienden el ámbito de la representación y configuran parte de nuestro horizonte simbólico (“ver para creer”). A través de ellas nos aproximamos a realidades no vividas y  pueden servir para que construyamos una opinión sobre cuestiones que desconocemos. Las imágenes hablan y si las escuchamos nos pueden desvelar, aunque sólo sea con leves susurros, la relación que existe entre la resistencia retórica y el poder. Por eso hay que tener cuidado con ellas.

En este sentido, la siguiente fotografía que podemos encontrar en la edición digital de Público resulta mucho más cómoda para los intereses de Manuel Borja Villel que la anterior.

En ella aparece con una camisa blanca y un pantalón negro, liberado de la americana y la pajarita que viste en la imagen anterior, prescindiendo también de exhibirse delante de los informalistas españoles y eligiendo como paisaje de fondo Los cuatro dictadores (1963) de Eduardo Arroyo, en referencia a Franco, Salazar, Mussolini y Hitler, acompañada de un Espectador de Espectadores (1972) , obra paródica/política del Equipo Crónica. Dos trabajos artísticos antiautoritarios que complementan significativamente el retrato de cuerpo entero de Villel y que sirven para ilustrar un texto que termina del siguiente modo: “Ello conlleva el replanteamiento de la función del museo para dotar a esta exploración colectiva de modos no autoritarios y no verticales de acción cultural, de plataformas de visibilidad y de debate público abierto”.

La iconografía de la imagen sirve al escrito en el propósito de artícular una propaganda de lo horizontal, algo totalmente alejado de lo que es el funcionamiento interno del museo, e intenta apropiarse del discurso del procomún. En el artículo se destaca en negrita la segunda parte del mismo como “Un espacio para la política”, idea que resume el corazón del simulacro de esta estética de la carga policial en la que el disturbio exterior se introduce neutralizado como archivo al interior del museo, donde queda perfectamente catalogado y custodiado por la seguridad de la institución. Una apología de un ruido político subvencionado, fácilmente domesticable, que no interrumpa ese tranquilo rumor que no escapa del control de las paredes blancas.

 

Continuará…

 

 

Interference Zones (17)

noviembre 25, 2010 § Deja un comentario

CPRK Denounces S. Korea for Pushing North-South Relations to Collapse

Pyongyang, November 22 (KCNA) — The Secretariat of the Committee for the Peaceful Reunification of Korea issued information bulletin No. 968 Monday denouncing the south Korean authorities for desperately preventing organizations of various circles in the north and the south from making any contact and visit under absurd pretexts.

When the Democratic Labor Party (DLP), an opposition party, made an application for contact for exchange with the Korean Social Democratic Party (KSDP) on Nov. 15, the Ministry of Unification of south Korea turned it down under the pretext of “taking into consideration the present south-north relations.”

In late September, too, the ministry brushed aside the proposal made by the DLP for a visit to an area of the north side for discussing north-south cooperation with the KSDP and shortly ago, it stymied the Kaesong working contact between the Press Panel of the North Side Committee and the Press Headquarters of the South Side Committee for Implementing the June 15 Joint Declaration.

The information bulletin terms these actions of the south Korean authorities a blatant challenge to the desire of the fellow countrymen for national harmony, cooperation and reunification and a despicable anti-reunification act of blocking the free discussion and activities of NGOs and figures of all social strata for reunification and pushing the north-south relations to freeze and escalating the confrontation.

These anti-reunification and fascist actions of the south Korean authorities totally suspended not only the tour of Mt. Kumgang but all the NGO cooperation undertakings that had been brisk since the adoption of the June 15 joint declaration and compelled the north, the south and the overseas sides to hold even the event to mark the 10th anniversary of the declaration separately in the north and the south and abroad even though it was scheduled to be held in Pyongyang this year as a common event, the bulletin notes, and goes on:

All facts go to clearly prove that the south Korean authorities pursue only confrontation without an iota of the willingness to mend the north-south relations.

If the south Korean authorities have elementary discretion and sense to measure up the situation, they should opt for dialogue and cooperation, far from persistently turning away from the issue of improving the north-south relations and keeping to the path of confrontation. And they should stop all acts of blocking contact and visits between NGOs and guarantee all parties, factions and people of different strata free discussion and activities for reunification.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría text en numax.