La medida del tiempo. En el Palacio Real de Madrid.

noviembre 28, 2011 § Deja un comentario


Salas de exposiciones temporales del Palacio Real de Madrid. Del 25 octubre 2011 hasta 15 enero 2012 De lunes a domingo de 10:00 a 18:00 h.

Somos acomodados hasta las glandulas, lo queramos o no. Cuando hablamos de los medios digitales como medio para revoluciones posibles, no es que estemos equivocados, es que muchas veces, olvidamos el origen e historia de las máquinas.
La mayoría de los avances técnicos se hacen para la guerra, eso es un hecho. Pero en muchas ocasiones, sobretodo antes del s.XX, el arte es tecnología sin función, y la tecnología es arte con funcionalidad.
Quizás el mejor ejemplo para ilustrar esta historia sea El robot hedonista de Futurama. En el año 3000 existe una máquina de corte clásico, muy romano, que no hace nada, como si fuese una obra de Tinguely.

Y es que las máquinas automáticas, además de medir el tiempo, habían servido para poco más que para regalo de los sentidos y la imaginación. En esta casa somos amigos de esa otra historia de la musicología que es “Juego y Artificio” de Alfredo Aracil.
Sólo cuando Charles Babbage puso a las máquinas a contar, estas dejaron de sonar a música para convertirse en ruido. Se dice que los proto-ordenadores de Babbage (páginas 18 del PDF) tenían el tamaño de una casa, e iban accionados por motores a vapor. Una imagen steam-punk muy alejada de la sensibilidad barroca, donde el gusto cortesano se imponía a la productividad que asomaba en el s.XIX.

Los relojes del Palacio Real de Madrid, han sobrevivido como mobiliario de super-lujo de manera excepcional en Europa debido a la poca sangre revolucionaria española, que asalto pocos palacios. El tiempo, para la sensibilidad barroca, además de muerte y calavera, fue muchas veces música de las esferas y martilleado yunque. Tiempo de ricos y cortesanos. Tiempo bello al que se le a extirpado la carga de la vida con una conveniente organización jerárquica, para que sólo quede de él el ritmo, la armonía y el hedonismo.

Ha llegado la hora de los relojeros

mayo 4, 2011 § Deja un comentario

Pero da igual; ha llegado la hora de los relojeros. El imperativo económico convierte a cada hombre en un cronómetro viviente, signo distintivo de la muñeca. El tiempo del trabajo, del progreso, del rendimiento, el tiempo de producción, de consumo, de planning; el tiempo del espectáculo, el tiempo de un beso, el tiempo de un cliché, un tiempo para cada cosa (time is money). El tiempo-mercancía. El tiempo de la supervivencia.

Vaneigem, R. (1967 / 2008): Tratado del saber vivir para uso de las jóvenes generaciones. Barcelona: Anagrama, p. 268. Efectivamente, traductor Javier Urcanibia y revisión de Joaquín Jordá

Imagen del Palacio del Tiempo

Maquinaria del reloj de la torre de la Catedral de Córdoba

marzo 23, 2010 § Deja un comentario

Maquinaria del reloj de la torre de la Catedral (Mezquita) de Córdoba, Manuel García Pinto (1747)

Músicas automáticas

diciembre 11, 2009 § 3 comentarios

El reloj es una de las primeras tecnologías que se hace parte imprescindible del cuerpo mecanizado. Como hoy lo es el teléfono movil, como lo fue el walkman y lo es el ipod. Máquinas que rigen,ordenan, dictan, unifican.

En todos los casos siempre hay brechas. El reloj como maquina de puro disfrute  es además el principio de una música hecha por las máquinas.

Si el estudio aural del arte se dedica entre otras cosas al estudio de los medios tecnológicos que permiten la escucha y producción de estas manifestaciones, la música automática debería ser el pilar de una parte de esta historia.

¡Escuchad relojes y cajas de música!

El sonido de los relojes y las cajas de música
Tesoros de Palacio Sello RTVE Música

Toma de Sonido: Luis Díaz Medina
Edición Digital: Manuel Ballestero y Luis Díaz Medina
Producción Musical: Miguel Ángel Carvajales

[DESCARGAR]

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría clock en numax.