Idea: pintura, fuerza

noviembre 5, 2013 § Deja un comentario

Ideapinturafuerza

Anuncios

255.000/1.536

marzo 1, 2013 § Deja un comentario

57433349-6bde-4d0f-8901-934b43bc34f9
user_50_tom_s_yepes__o_hiepes_____frutero_de_delft_y_dos_floreros__1642___leo_sobre_lienzo__67_x_96_cm__museo_nacional_del_prad
bodegon_espanol_prado
user_50_beugo

Emergencias colectivas. Mapa de vínculos de actividades artísticas (autogestionadas) en la Comunidad Valenciana (2001- 2011)

mayo 29, 2012 § Deja un comentario



Marín García, T; Martín Andrés, J. J.; Villar Pérez, R. “Emergencias colectivas. Mapa de vínculos de actividades artísticas (autogestionadas) en la Comunidad Valenciana (2001- 2011)” Revista: Archivo de Arte Valenciano. Nº XCII. 2011 (pág. 515-534) ISSN: 0211-5808

Spanish culture fall-winter 2012 trends

febrero 3, 2012 § Deja un comentario

En China no hay Ley

diciembre 14, 2011 § 1 comentario

Cuando leíamos por primera vez la noticia sobre la inuauguración de la obra de las pipas de Ai Weiwei en la Tate, o las Sunflower Seeds comisionadas en las Unilever Series de la Tate Modern hablando en plata, lo primero que nos pasó por la cabeza a alguno es que era una redomada estupidez como las que suelen llenar la sala de turbinas de la Tate.
Luego, viendo este video, ya con un tiempo pero pero con interés, se entiende la obra en parte más allá de la carga sensorial, como un trabajo de chinos. Y entonces, ver a todos esos turistas paseando entre las pipas en su tiempo libre e intoxicándose con el polvo venenoso de la porcelana, pisando el fruto de tantas horas de trabajo de un taller de artesanas chinas, de repente, cobra todo el sentido.
El recordatorio viene a contextualizar una entrevista reciente a Weiwei donde no se habla nada de su producción, y mucho de su relación con ese país que como a David Harvey, a algunos nos provoca terror.

La medida del tiempo. En el Palacio Real de Madrid.

noviembre 28, 2011 § Deja un comentario


Salas de exposiciones temporales del Palacio Real de Madrid. Del 25 octubre 2011 hasta 15 enero 2012 De lunes a domingo de 10:00 a 18:00 h.

Somos acomodados hasta las glandulas, lo queramos o no. Cuando hablamos de los medios digitales como medio para revoluciones posibles, no es que estemos equivocados, es que muchas veces, olvidamos el origen e historia de las máquinas.
La mayoría de los avances técnicos se hacen para la guerra, eso es un hecho. Pero en muchas ocasiones, sobretodo antes del s.XX, el arte es tecnología sin función, y la tecnología es arte con funcionalidad.
Quizás el mejor ejemplo para ilustrar esta historia sea El robot hedonista de Futurama. En el año 3000 existe una máquina de corte clásico, muy romano, que no hace nada, como si fuese una obra de Tinguely.

Y es que las máquinas automáticas, además de medir el tiempo, habían servido para poco más que para regalo de los sentidos y la imaginación. En esta casa somos amigos de esa otra historia de la musicología que es “Juego y Artificio” de Alfredo Aracil.
Sólo cuando Charles Babbage puso a las máquinas a contar, estas dejaron de sonar a música para convertirse en ruido. Se dice que los proto-ordenadores de Babbage (páginas 18 del PDF) tenían el tamaño de una casa, e iban accionados por motores a vapor. Una imagen steam-punk muy alejada de la sensibilidad barroca, donde el gusto cortesano se imponía a la productividad que asomaba en el s.XIX.

Los relojes del Palacio Real de Madrid, han sobrevivido como mobiliario de super-lujo de manera excepcional en Europa debido a la poca sangre revolucionaria española, que asalto pocos palacios. El tiempo, para la sensibilidad barroca, además de muerte y calavera, fue muchas veces música de las esferas y martilleado yunque. Tiempo de ricos y cortesanos. Tiempo bello al que se le a extirpado la carga de la vida con una conveniente organización jerárquica, para que sólo quede de él el ritmo, la armonía y el hedonismo.

Conflicto

octubre 3, 2011 § Deja un comentario

La explicación no mata, pero los resultados son delirantes.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría art en numax.